Necesidades nutricionales tras la hospitalización

Se calcula que entre el 50% y el 60% de los ancianos hospitalizados están desnutridos. Tras el alta, su estado nutricional es una prioridad.

Aspectos destacados

  • Se calcula que casi el 50% de los estadounidenses mayores están desnutridos, incluso antes de ingresar en el hospital.

  • En la última década, los estudios han indicado que la desnutrición hospitalaria afecta a entre el 50% y el 65% de los adultos mayores ingresados.

  • Algunos de los principales factores del deterioro del estado nutricional durante la hospitalización son la disminución del apetito, la limitación de las opciones alimentarias y el escaso tiempo para consumir comidas.

  • Hay cosas que puede hacer para restablecer el estado nutricional de su ser querido tras el alta.

Todo lo que necesita en un solo lugar

Esta útil aplicación simplifica el cuidado familiar al combinar las prestaciones del seguro y los historiales médicos de sus seres queridos en una plataforma fácil de usar, al tiempo que mejora sus habilidades como cuidador.

Empiece gratis

Qué es

La desnutrición se produce cuando una persona no tiene la cantidad adecuada de nutrientes -vitaminas, minerales y otros elementos- para funcionar a su nivel normal.

La desnutrición en pacientes hospitalizados afecta significativamente a varios resultados clínicos* y la prevalencia de la desnutrición aumenta con la edad, las comorbilidades y la intensidad de los cuidados. Más del 30% de los pacientes con un buen estado nutricional antes del ingreso hospitalario desarrollarán desnutrición durante su estancia en el hospital.

*riesgo de infección, ruptura de la piel, alteración del estado mental, disminución de la función física, exacerbación de los síntomas

Factores que favorecen la desnutrición hospitalaria

  • Disminución del apetito del paciente

  • Servicio de comidas inadecuado

  • Opciones alimentarias limitadas

  • Tiempo insuficiente para consumir las comidas

  • Falta de ayuda necesaria al comer

  • Movilidad reducida y sueño interrumpido

  • Ansiedad, soledad o depresión

Qué se necesita

Las prioridades nutricionales tras el alta deben centrarse en la frecuencia y la densidad.

  • Frecuencia = comer pequeño cantidades frecuentes a lo largo del día (5-8 comidas pequeñas en lugar de 2-3 grandes).

  • Densidad = comer alimentos saciantes, idealmente ricos en vitaminas y minerales esenciales.

Siempre que no existan restricciones médicas (consulte a su médico), las cosas que normalmente se nos dice que evitemos en nuestra dieta -sal, azúcar y grasas- no son tan malas durante las dos primeras semanas después de volver a casa del hospital.

Aunque su ser querido no debe seguir una dieta compuesta exclusivamente de productos envasados, enlatados o comida basura, comer alimentos que contengan más azúcar, sal y grasa puede ayudarle a recuperar el líquido perdido, recuperar el peso perdido y proporcionarle un impulso de energía para que vuelva a moverse. (Además, son sabrosos y pueden aumentar la motivación de su ser querido para comer).

Sin embargo, los elementos dietéticos más esenciales tras el alta hospitalaria son mucha agua, alto contenido en fibra y abundantes proteínas.

¿Por qué el agua? Está demostrado que la hidratación ayuda a equilibrar los líquidos, regular la temperatura corporal, alimentar los músculos, curar la piel, eliminar toxinas, estimular la actividad cerebral, lubricar las articulaciones, normalizar el flujo sanguíneo y reducir la fatiga. Aunque lo mejor es el agua, los líquidos claros sin azúcar, gas o cafeína también funcionan.

¿Por qué fibra? La fibra favorece la función intestinal, que se ralentiza durante la hospitalización debido a la escasa movilidad, las alteraciones del sueño y los cambios en la dieta. Es importante volver a poner el intestino en movimiento, porque la buena salud intestinal es el factor que más contribuye a la salud general. Un buen intestino acelera la recuperación y restaura muchos sistemas corporales asociados.

¿Por qué proteínas? Las necesidades de proteínas son mayores en los pacientes hospitalizados. Son necesarias para estimular la síntesis de proteínas musculares, evitar la pérdida de masa muscular, alimentar la hemoglobina y mejorar la recuperación. Al igual que el oxígeno y el agua, todos los sistemas del organismo utilizan enzimas proteicas para impulsar las reacciones químicas necesarias.

Qué puede hacer

El día antes de que su ser querido reciba el alta hospitalaria, abastézcale la cocina con alimentos ricos en fibra y proteínas. Además de alimentos sólidos, también puedes comprar suplementos de fibra (como Metamucil) y batidos precocinados ricos en proteínas. Muchos fabricantes de batidos de proteínas ofrecen ahora batidos de distintos sabores que saben realmente bien. Elija batidos con +/- 30 g de proteínas.

Abastécete de alimentos que les gusten, ya que esto les motivará a comer más o más a menudo. Los alimentos fáciles de preparar, los que se comen con los dedos o los que se pueden preparar con antelación y envasar individualmente son estupendos. Aunque debe asegurarse de incluir muchos alimentos saludables, si algunos de sus favoritos incluyen alimentos envasados, productos enlatados, dulces o comida basura, no pasa nada, ¡con moderación! - durante un par de semanas después del alta.

Ayude a su ser querido a entender por qué son importantes estos elementos nutricionales concretos y qué pretende conseguir con esta dieta posterior al alta. A continuación, elabore con él un plan de comidas y aténgase a él, detallando las comidas, los tentempiés y los caprichos que forman parte del "menú" de cada día. Incluso puede convertirlo en una lista de control para que ellos (y usted) puedan controlar qué comen, con qué frecuencia y cuánta agua beben.

  • Deben intentar beber la mitad de su peso corporal en onzas de agua cada día (como todos nosotros). Así, si pesan 180 libras, deberían intentar beber al menos 90 onzas de agua al día. A menos que lo restrinja su proveedor.

RECURSOS

Alianza para la Investigación sobre el Envejecimiento

Bellanti, F., Buglio, A.I., Quiete, S., & Vendemiale, G. (2022). Malnutrición en pacientes ancianos hospitalizados: Screening and diagnosis, clinical outcomes, and management. Nutrientes, 14(4), 910. DOI

Dijxhoorn, D.N., IJmker-Hemink, V.E., Kievit, W., Wanten, G.J.A., & van den Berg, M.G.A. (2020). La ingesta de proteínas en el primer día de la ingesta oral completa durante la hospitalización se asocia con complicaciones y la duración de la estancia hospitalaria. Revista de Nutrición Parenteral y Enteral, 45(7), 1498-1503. DOI

Escuela de Salud Pública de Harvard

Morley, J. (2018). Definición de desnutrición (malnutrición) en personas mayores. The Journal of Nutrition, Health & Aging, 22, 308-310. Enlace

Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (NCOA)

Ningún contenido de esta aplicación, independientemente de la fecha, debe utilizarse como sustituto del consejo médico directo de su médico u otro profesional sanitario cualificado.

Quiénes somos

Helpful es una aplicación que facilita la prestación de cuidados. Integramos las prestaciones del seguro de tu ser querido, los historiales médicos y las guías de cuidados en una experiencia inmediata, accesible y fácil de usar. Helpful apoya tus necesidades de cuidados eliminando tareas administrativas y proporcionando tecnología para apoyar tu experiencia como cuidador.

Empiece gratis
Un anciano sonríe a su pariente cuidador