Cada vez más hombres cuidan de sus padres mayores

Si usted es un hijo que cuida de sus padres ancianos, no está solo. Cada vez más hombres se convierten en cuidadores familiares y se sienten poco preparados.

Aspectos destacados

  • Tradicionalmente, los hombres se han inclinado pagando a para el cuidado de ancianos, aunque hoy en día un número cada vez mayor son proporcionando el cuidado.

  • 18,7 millones de hombres atendieron a adultos en 2020, frente a los 16 millones de 2015.

  • La diferencia porcentual entre hijas e hijos como cuidadores se está reduciendo, y los hombres representan casi el 39% de los cuidadores (frente al 27% en 1997).

  • Los hijos cuidadores afirman que a menudo se sienten poco cualificados o preparados, incluso para detalles rutinarios como hacer la compra o preparar comidas saludables.

Todo lo que necesita en un solo lugar

Esta útil aplicación simplifica el cuidado familiar al combinar las prestaciones del seguro y los historiales médicos de sus seres queridos en una plataforma fácil de usar, al tiempo que mejora sus habilidades como cuidador.

Empiece gratis

Son muy pocas las investigaciones que exploran las funciones de los hombres que son hijos adultos y cuidadores de sus padres mayores. Los pocos estudios existentes han validado que los hijos adultos, especialmente los que están separados de sus padres ancianos por la distancia, expresan preocupación por satisfacer las necesidades de cuidado.

Se ha propuesto que los hombres ven su relación con sus padres mayores como más obediente o la de un defensor y, por lo tanto, suelen esperar a que sus padres soliciten su ayuda con las actividades de la vida diaria. Por ello, los hijos varones se sienten más cómodos con las AIVD, como las finanzas, la toma de decisiones administrativas y la gestión del hogar, que con las AVD (cuidados personales), como el aseo, el baño, el vestido y el arreglo personal.

También se ha observado que la cantidad de cuidados que prestan los hijos está asociada a la presencia o ausencia de otros cuidadores, como hermanas o cónyuges. Los hijos reducen sus esfuerzos de cuidado cuando tienen una hermana, mientras que las hijas los aumentan cuando tienen un hermano, lo que sugiere que los hijos pasan las responsabilidades de cuidado a sus hermanas.

Los hijos adultos son más a menudo gestores de los servicios y proporcionan una buena cantidad de apoyo, pero con el objetivo de ayudar a sus padres a recuperar la independencia y la autosuficiencia en la medida de lo posible. En otras palabras, se esfuerzan por capacitar a sus padres en lugar de permitirles envejecer.

Los hombres tampoco se definen necesariamente como cuidadores, sino que es más probable que se refieran a sí mismos como "hijos". Por lo tanto, los hombres se infraidentifican como cuidadores. El antiguo vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de AARP ha dicho, "Se limitan a hacer cosas, pero no se identifican como cuidadores per se, así que no sabemos muy bien qué hay detrás de las cifras".

En cifras

  • Casi 3 de cada 10 cuidadores familiares masculinos son millennials, con una edad media en el grupo de 26,9 años.

  • La edad media de un yerno o yerno cuidador es de 46,4 años.

  • Entre los varones que cuidan de su cónyuge, la edad media es de 62,5 años.

  • El 44% de todos los cuidadores familiares varones tienen unos ingresos familiares inferiores a 50.000 dólares.

  • Casi la mitad (49%) afirma que no tuvo elección a la hora de asumir la responsabilidad (62% entre los que cuidan de un cónyuge).

  • El 62% de los cuidadores varones tuvo que hacer cambios en su trabajo, incluido un 15% que pidió una excedencia o pasó de trabajar a tiempo completo a hacerlo a tiempo parcial, y un 6% que se jubiló anticipadamente o dejó de trabajar por completo.

  • Los hombres siguen dedicando una media de 7-8 horas semanales menos a los cuidados que las mujeres.

  • 6 de cada 10 hombres que declaran realizar tareas médicas y de enfermería afirman que no recibieron formación, pero que les gustaría recibirla.

Los cuidados personales (baño, aseo, vestido, higiene) son la tarea más estresante para los cuidadores masculinos. Ellos se sienten más cómodos con las finanzas, la toma de decisiones administrativas y la gestión del hogar.

Al igual que las mujeres, los hombres afirman que contar con la ayuda de familiares y amigos, disponer de tiempo para "descomprimirse" y sentirse apreciados por la persona a la que cuidan les ayuda a aliviar los sentimientos de carga y agotamiento.

Carga emocional y física

Los hombres experimentan más angustia emocional y efectos físicos que las mujeres. La investigación sugiere que esto se debe a que no se sienten preparados para el papel de cuidador y enfocan el cuidado de una manera que les perjudica.

  • Los hombres tienden a estar más orientados a las tareas y, por tanto, cuando prestan cuidados, suelen verlos como la resolución de problemas para alcanzar objetivos concretos.

  • La mayoría proceden de generaciones en las que el cuidado de la familia y del hogar se consideraba "trabajo de mujeres" y, por tanto, no están preparadas para intervenir, ni siquiera en las tareas que realizan habitualmente por sí mismas.

  • Los hombres se sienten especialmente incómodos prestando cuidados personales y son menos propensos a hacerlo.

  • Los hombres tienden a ser reservados y les cuesta más hablar de sus sentimientos.

  • Muchos hombres, a pesar de la apariencia de tener grandes círculos de amigos, tienen redes de apoyo débiles.

  • Los hombres no buscan apoyo y les cuesta pedir ayuda.

  • Los hombres son más reacios a hablar de los problemas de los cuidadores en el trabajo o a hacer ajustes en el trabajo para adaptarse a la prestación de cuidados.

  • De hecho, las diferencias hormonales hacen que los hombres corran un mayor riesgo de sufrir enfermedades y lesiones relacionadas con el estrés, y es menos probable que presten atención a sus propios problemas de salud.

Un estudio reciente demostró que cuando los hombres se centran más en el trabajo de cuidado de la familia, es menos probable que inviertan emocionalmente en exceso en su función laboral remunerada. Por lo tanto, el cuidado puede ser una forma de que los hombres encuentren una nueva fuente de sentido y propósito, amplíen sus conexiones interpersonales y sus redes de apoyo, y acaben con el estereotipo de que su empleo o su situación económica son los únicos que definen su valía.

Normalizar a los hombres como cuidadores ayuda a las familias, especialmente a las mujeres de esas familias, y en última instancia contribuye a igualar el trabajo remunerado y las obligaciones familiares de hombres y mujeres, lo que beneficia a la sociedad y a nuestra economía.

¿Qué pueden hacer los hombres?

  • Recuerde que no está solo.

  • Prepárate para tener sentimientos encontrados sobre la prestación de cuidados.

  • Puede ayudar hablar de esos sentimientos.

  • Haz los deberes sobre cuidados y muchas preguntas.

  • No pasa nada por pedir ayuda a familiares y amigos.

  • Aproveche los servicios y programas disponibles en su comunidad.

  • Manténgase alerta para detectar signos de depresión, ansiedad y agotamiento del cuidador (burnout).

  • Hable de su situación con su empresario.

  • Encuentra formas de dedicarte tiempo a ti mismo.

RECURSOS

Accius, J. (2017, marzo). Rompiendo estereotipos: El punto de mira en los cuidadores familiares masculinos. Instituto de Políticas Públicas de AARP. Enlace

American Association of Retired Persons (AARP) & National Alliance for Caregiving (NAC) (2020, noviembre). Informe complementario 2020: Cuidados en EE.UU. 2020: Una mirada centrada en los cuidadores familiares de adultos mayores de 50 años. Enlace

Ansberry, C. (2021, 24 de octubre). Cada vez más hombres cuidan de padres mayores. No se sienten preparados. Wall Street Journal. Enlace

Botek, A-M. (s.f.) Hijos frente a hijas: El papel del género en el cuidado de los padres mayores. AgingCare. Enlace

Collins, C.R. (2014). Los hombres como cuidadores de ancianos: Apoyo a las contribuciones de los hijos. Journal of Multidisciplinary Healthcare, 7, 525-531. DOI

Collins, L.M. (2023, 25 de octubre). Cada vez más hombres cuidan de padres y cónyuges frágiles. Este es el tipo de ayuda que necesitan. Deseret News. Enlace

López-Anuarbe, M., & Kohil, P. (2019). Understanding make caregivers' emotional financial, and physical burden in the United States. Sanidad, 7(2), 72. DOI

Como en casa

Tiribassi, O. (2021, 12 de julio). Los hombres se encuentran cada vez más en funciones de cuidadores. En primer lugar. Enlace

Quiénes somos

Helpful es una aplicación que facilita la prestación de cuidados. Integramos las prestaciones del seguro de tu ser querido, los historiales médicos y las guías de cuidados en una experiencia inmediata, accesible y fácil de usar. Helpful apoya tus necesidades de cuidados eliminando tareas administrativas y proporcionando tecnología para apoyar tu experiencia como cuidador.

Empiece gratis