¿Deben los ancianos someterse a pruebas de detección de cánceres comunes?

Sí, aunque el cribado del cáncer no debe seguir un planteamiento basado únicamente en la edad, sino en decisiones meditadas e individualizadas.

Aspectos destacados

  • El cribado del cáncer es una parte importante del mantenimiento de una buena salud, incluida la de los adultos mayores, especialmente porque el riesgo de cáncer aumenta con la edad.

  • Los planes de seguro cubren las pruebas preventivas de cánceres comunes como el de mama, cuello uterino, colon y próstata. Muchos cubren también las pruebas de detección del cáncer de pulmón en determinadas circunstancias.

  • El término "sobredetección" describe el uso de estas pruebas más allá del punto en el que es probable que proporcionen un beneficio neto (más bien que mal).

  • El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos tiene recomendaciones limitadas por edad para las pruebas comunes de detección del cáncer. No obstante, la decisión de someterse o no a un cribado debe consultarse siempre con el médico de su ser querido.

Todo lo que necesita en un solo lugar

Esta útil aplicación simplifica el cuidado familiar al combinar las prestaciones del seguro y los historiales médicos de sus seres queridos en una plataforma fácil de usar, al tiempo que mejora sus habilidades como cuidador.

Empiece gratis

Las recomendaciones nacionales para el cribado del cáncer en adultos mayores han cambiado significativamente en los últimos años. Los cambios están relacionados con un mayor reconocimiento de que las decisiones sobre el cribado del cáncer suelen ser complejas en los adultos mayores de 75 años.

Las directrices de cribado animan a los profesionales sanitarios y a sus pacientes a tener en cuenta otros factores, además de la edad -como la esperanza de vida estimada, el estado general de salud, los valores y preferencias, y los antecedentes de cribado-, a la hora de tomar decisiones sobre la conveniencia de someterse a pruebas de cribado del cáncer.

Sin embargo, la esperanza de vida ha sido muy debatida como medida para determinar el cribado del cáncer, y entre una muestra nacional, más del 60% de los adultos mayores (entre 50 y 80 años) no están de acuerdo en que las decisiones de suspender el cribado del cáncer deban basarse en la esperanza de vida.

Del mismo modo, entre el 60 y el 70% de los adultos mayores afirman que no es un problema que se sometan a pruebas de detección del cáncer cuando las directrices sugieren que no deberían hacerlo, lo que cuestiona el concepto de "sobreexploración" debatido por muchos expertos y profesionales sanitarios.

Curiosamente, unna encuesta nacional mostró que En cualquier caso, la esperanza de vida prevista no parecía influir en las decisiones de cribado.

¿Qué son las pruebas de detección del cáncer "comunes"?

Las pruebas de detección del cáncer más comunes incluyen el cáncer de próstata para los hombres, los cánceres de mama y de cuello uterino para las mujeres, y el cáncer colorrectal (de colon) para ambos.

El cribado del cáncer de próstata consiste en un tacto rectal y un análisis de sangre.

El cribado del cáncer de mama consiste en un examen manual de las mamas y una mamografía o ecografía.

El cribado del cáncer de cuello uterino consiste en un examen pélvico manual y una citología vaginal (inserción de un espéculo y frotis de las células cervicales).

El cribado del cáncer de colon puede realizarse mediante varios métodos, aunque el más habitual en los adultos mayores es la colonoscopia.

Edades para las pruebas comunes de detección del cáncer

Las directrices sobre cuándo iniciar y suspender el cribado del cáncer se basan en datos procedentes de estudios clínicos sobre los beneficios y los perjuicios del cribado, la edad a la que tienden a aparecer cánceres específicos, la rapidez con la que progresan los cánceres, la esperanza de vida y factores de salud personales.

Las pruebas de cribado se repiten a intervalos específicos. El intervalo recomendado depende de la edad, los antecedentes médicos, los antecedentes familiares, el tipo de prueba realizada y los resultados de las pruebas de cribado anteriores.

Una vez más, aunque existen recomendaciones de edad respaldadas a nivel nacional para los cánceres comunes, la decisión de interrumpir las revisiones rutinarias del cáncer debe discutirse entre su ser querido y su proveedor. Las recomendaciones de la U.S. Preventive Services Task Force son:

Próstata: Las directrices generales recomiendan empezar a los 55 años, a los 50 para los hombres con riesgo moderado, y se recomienda un cribado de PSA entre los 40 y los 54 años si hay al menos un familiar de primer grado (padre, hermano) que haya tenido cáncer de próstata. No existe una edad recomendada para dejar de someterse al cribado del cáncer de próstata. Eso debe discutirlo su familiar con su médico.

Pecho: Las directrices generales recomiendan empezar a los 40 años y continuar hasta los 74, con un examen anual entre los 45 y los 54 años.

Cervical: Las directrices generales recomiendan empezar al iniciar la actividad sexual, aunque definitivamente entre los 21 y los 25 años, independientemente del estado de actividad sexual, y continuar hasta los 65 años.

Colon: Las directrices generales recomiendan comenzar las pruebas de detección a los 45 años y continuar hasta los 75 años. Las personas de 76 a 85 años deben consultar a su médico acerca de las pruebas.

¿Por qué dejaría mi ser querido de hacerse pruebas de detección del cáncer?

En pocas palabras, bien porque los perjuicios del cribado superan a los beneficios (su proveedor se lo comentará), bien porque su ser querido ya no desea someterse a cribados.

El beneficio -de hecho, el objetivo- de los cribados del cáncer es prevenir la muerte por cáncer mediante la detección precoz y el tratamiento inmediato. Algunos tipos de cáncer pueden tratarse o curarse más fácilmente si se descubren pronto; por lo tanto, algunos cribados del cáncer pueden reducir el riesgo de muerte por cáncer. Entonces, espere, ¿cuál es el inconveniente?

En general, las personas por encima de las edades establecidas por el Grupo de Trabajo tienen más probabilidades de verse perjudicadas por estas pruebas que de beneficiarse de ellas. Estos perjuicios pueden incluir falsos positivos (indicación de cáncer cuando no lo hay) que conducen a procedimientos de seguimiento innecesarios (como diagnóstico por imagen adicional, biopsia y medicamentos).

Además, las pruebas de cribado suelen detectar cánceres de crecimiento más lento que pueden tardar entre 10 y 15 años o más en revelar sus beneficios. Por tanto, cuanto mayor sea su ser querido, menos probabilidades tendrá de cosechar esos beneficios.

Incluso puede haber daños por las propias pruebas, ya que todas ellas son procedimientos médicos que pueden tener efectos secundarios. El riesgo de daños es mayor, por supuesto, en las pruebas invasivas como la colonoscopia.

También puede llegar un momento, independientemente de los resultados de las investigaciones o de las opiniones colectivas de los expertos, en que su ser querido simplemente decida no seguir sometiéndose a las incómodas pruebas de detección del cáncer. En este caso, no dé por sentado que sabe lo que es mejor para su ser querido y le presione para que vuelva a someterse a las pruebas. Más bien, apóyele reconociendo sus sentimientos, haciéndole saber que se respetarán sus deseos y animándole a hablar con su médico.

RECURSOS

Kotwal, A.A., y Walter, L.C. (2020). Cribado del cáncer en adultos mayores: Toma de decisiones individualizada y estrategias de comunicación. Clínicas Médicas de Norteamérica, 104(6), 989-1006. DOI

Estape, T. (2018). Cáncer en personas mayores: Retos y barreras. Revista Asia-Pacífico de Enfermería Oncológica, 5(1), 40-42. DOI

Instituto Nacional del Cáncer

Salzman, B., Beldowski, K., & De La Paz, A. (2016). Cribado del cáncer en pacientes de edad avanzada. American Family Physician, 93(8), 659-667. Enlace

Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos

Zhang, G.Y., & Incze, M.A. (2023). Qué debo saber sobre la interrupción del cribado sistemático del cáncer? JAMA Medicina Interna, 183(5), 500. Enlace

Zickmund-Fisher, B., Singer, D., Kirch, M., Solway, E., Roberts, S., Smoth E., Jutchens, L., Malini, P., & Kullgren, J. (2023, 28 de septiembre). Older adults' views on cancer screening guidelines. Instituto de Política e Innovación Sanitarias de la Universidad de Michigan, Encuesta nacional sobre envejecimiento saludable, septiembre/octubre de 2023. Enlace

Quiénes somos

Helpful es una aplicación que facilita la prestación de cuidados. Integramos las prestaciones del seguro de tu ser querido, los historiales médicos y las guías de cuidados en una experiencia inmediata, accesible y fácil de usar. Helpful apoya tus necesidades de cuidados eliminando tareas administrativas y proporcionando tecnología para apoyar tu experiencia como cuidador.

Empiece gratis
Un anciano sonríe a su pariente cuidador