Desafíos de los cuidadores, su ser querido se muda con usted

Tu ser querido se va a vivir contigo (o estás pensando en hacerlo). Es difícil. Aquí tienes algunas consideraciones.

Aspectos destacados

  • Que un ser querido se vaya a vivir con usted, aunque sea bien recibido, supone un trastorno importante en su vida y en la de su familia.

  • Debatir, planificar (redacte el plan), y, lo que es más importante, establecer pronto las expectativas de esta nueva situación vital.

  • Realice comprobaciones periódicas con todos los miembros de la familia después de la mudanza. Sobre todo, ¡realice autocomprobaciones para su bienestar mental, físico y emocional!

Todo lo que necesita en un solo lugar

Esta útil aplicación simplifica el cuidado familiar al combinar las prestaciones del seguro y los historiales médicos de sus seres queridos en una plataforma fácil de usar, al tiempo que mejora sus habilidades como cuidador.

Empiece gratis
Preview of Helpful app

Cuando una persona mayor se muda a vivir con ella, la situación de vida de la familia se verá afectada. Antes de tomar la decisión, es necesario hablar franca y directamente de las preocupaciones, sentimientos y expectativas. Dependiendo de las personalidades y de la historia familiar, estas conversaciones pueden ser fáciles o problemáticas, pero sea cual sea la dinámica, la discusión debe producirse. La situación vital y el cambio en el papel de cuidador pueden acarrear cargas sociales, psicológicas y económicas. Si no se considera y discute a fondo, puede afectar negativamente a la relación.

Desarrollar unescrito plan

Piense con antelación y tenga en cuenta las necesidades (no los deseos) de su ser querido, y las suyas.

  • Tómate tu tiempo con esta mudanza/transición y traza una hoja de ruta. Piense en los pasos del proceso y detállelos en secuencia. Utiliza listas de control.

  • La hoja de ruta incluye muchas conversaciones con todos los implicados: tu cónyuge/pareja e hijos, tus padres (si pueden) y tus hermanos.

  • No hagas suposiciones y ten un plan alternativo. Hablar de un plan alternativo desde el principio puede facilitar las cosas en caso de que la situación de vida tenga que volver a cambiar. Un cambio en la situación de vida suele producirse cuando la seguridad del ser querido está en peligro o necesita más cuidados de los que la familia puede proporcionarle. Los planes alternativos no tienen por qué implicar el traslado de la persona mayor a un lugar completamente nuevo. Otras opciones son contratar ayuda (auxiliares sanitarios a domicilio) o participar en programas de guardería.

Impacto emocional

Trasladar a su ser querido anciano a su casa es una experiencia emocional compleja y de gran alcance que puede afectar a su relación con su cónyuge/pareja o hijos.

  • Si los miembros de la familia trabajan, es posible que un ser querido mayor siga estando solo en casa, pero ya no con vecinos o amigos conocidos cerca, y de hecho puede sentirse más aislado que antes. Deberá informar a los vecinos y amigos de su ser querido de la mudanza antes de que se produzca, así como darles a conocer a sus vecinos y amigos después de la mudanza.

  • Un adulto mayor está acostumbrado a ser el cabeza de familia en su propia casa y contigo, su hijo. No le resulta fácil renunciar a ese papel mientras vive en tu casa. Esto puede dar lugar a aportaciones, cambios y exigencias inoportunas para hacer las cosas de un modo distinto al que tú y tu familia preferís. Cuando esto ocurra, tendrás que establecer unos límites y cómo comunicárselos a tus seres queridos.

  • Reevalúe el espacio de su casa y fije expectativas.

    • Zonas privadas frente a zonas compartidas de la vivienda.

    • ¿Quién se encarga de las responsabilidades domésticas?

    • Puede ser necesario reformar cocinas, baños, puertas, iluminación y barandillas para que las condiciones de vida de su ser querido sean más seguras y manejables.

    • Reglas de la casa: horarios de silencio, comidas y tentempiés, limpieza y redecoración, animales domésticos, vacaciones familiares, etc. Comprenda que, para establecer expectativas adecuadas con su ser querido y minimizar los trastornos en su vida familiar, las normas de la casa establecidas no deben modificarse mucho, si es que se modifican, para adaptarse a él.

Finanzas

Cree un nuevo presupuesto.

  • Dejen absolutamente claro quién y cómo gestionará las finanzas.

  • ¿Quién pagará qué? ¿Cómo se pagará? Consideretodo desde las facturas médicas a los servicios públicos, pasando por la comida, el cuidado de mascotas o el transporte.

  • Familiarícese con su seguro médico. Aproveche todas las prestaciones gratuitas y de bajo coste, así como las prestaciones para cuidadores (esas son para USTED) que pueda ofrecer su plan de salud.

Hacerse cargo de las finanzas de tus padres.Discuta los planes para gestionar los asuntos financieros de su ser querido antes de que muestre signos de deterioro. Estará en mejor posición para ayudar a proteger sus activos. Recuerde que el objetivo de "hablar de dinero" con su ser querido es asegurarse de que tiene ahorros suficientes para cubrir sus necesidades, un seguro adecuado para cubrir futuros gastos médicos y de cuidados a largo plazo, y de que ha designado a personas (apoderados) para que tomen decisiones financieras y médicas en su nombre en caso de que enferme o quede mentalmente incapacitado. Esto les asegurará que usted no desea ocultar o robar su dinero.

Esas percepciones pueden deberse a que su ser querido creció y trabajó en una época en la que se le inculcó que cada céntimo tenía un valor y un propósito, que nada se desperdiciaba y que los lujos eran escasos, una época en la que se le recordaba constantemente lo duro que trabajaba para ganar cada dólar, y una época en la que los impuestos sobre la renta seguían aumentando y se le recalcaba que no se podía confiar en los bancos, los inversores y el gobierno. También se les educó para mantener en privado la información financiera y no compartirla nunca. Aunque necesiten ayuda, es posible que no sepan cómo pedirla y se sientan incómodos (incluso irritables) al ceder el control.

Consideraciones financieras. Muchas personas optan por consultar a un abogado especializado en personas mayores, a un profesional fiscal o a un profesional financiero para explorar las oportunidades y el curso de acción más sensato. En este caso, espere:

  • Nuevos gastos, directos e indirectos

  • Preguntas sobre ingresos y cotizaciones

  • Oportunidades fiscales

  • Cuestiones de planificación patrimonial

Identifique las necesidades de su ser querido (no sus deseos)

Identifique el nivel de cuidados que necesita y asegúrese de que puede prestarlos en su casa, ya sea usted mismo y los miembros de su familia o con ayuda externa. Piense en actividades rutinarias diarias como conducir, preparar comidas, tareas domésticas, hacer la compra, gestionar las finanzas, administrar la medicación, etc., así como comer, vestirse, bañarse, asistencia en el baño y otras cuestiones de cuidado personal.

Intenta limitar otros cambios estresantes en tu vida (si puedes)

Date un poco de espacio y de gracia para adaptarte. Adaptarse a que su ser querido se mude con usted llevará tiempo. Se trata de un gran cambio emocional y práctico que afecta incluso a las relaciones más sanas. Así que ten paciencia contigo mismo, con tu cónyuge/pareja, con tus hijos y con tu ser querido.

Intente evitar los acontecimientos o las compras importantes durante este periodo de transición (cambio de trabajo, renovación o ampliación de una habitación, grandes vacaciones, incluso una nueva dieta). Evitarlos durante esta transición le ayudará a asegurar su propia estima y éxito. Los cambios importantes deben posponerse durante unos meses.

Y lo más importante... Espere lo inesperado. Y, por desgracia, no hay forma de elaborarlo ni de hacer predicciones. Algunos ejemplos pueden ser accidentes en la cocina, acontecimientos importantes que se pasan por alto o se olvidan, un gasto añadido, una crisis de salud o algo que se rompe.

Conectar con el resto de la familia

  • Los hermanos deben participar en el debate. Dependiendo de la proximidad, podrían estar disponibles para ayudar con las tareas de cuidado directo. Si eso no es posible, tal vez puedan prestar apoyo económico o ayudar a hacer recados, preparar impuestos, pagar facturas o trasladar y guardar muebles.

  • Prepare a sus hijos (y a otras personas que vivan en el hogar) con antelación. Hágales saber lo que se espera de ellos y, lo que tal vez sea más importante, lo que se espera de ellos.no que se espera que haga (por ejemplo, ayudar a la abuela en la bañera o en la ducha, ya que esto puede ser mucho para un niño).

  • Mantén el statu quo. Si tu ser querido ve que te ciñes a las rutinas y las comodidades, también se sentirá más cómodo.

  • No te hagas el héroe. El hecho de compartir domicilio no significa que usted sea el único responsable del cuidado y las necesidades de su ser querido. No dudes en pedir a tus hermanos y otros familiares que compartan la responsabilidad de cuidarle.

  • Abróchate el cinturón para los días que son una montaña rusa emocional.

Necesidades de cuidados

  • Necesidades crecientes. Cuando un ser querido tiene demencia, las familias se enfrentan a más retos. Considere lo que hará a medida que la demencia progresa y aumentan las demandas de cuidados. Por ejemplo, una vez que la incontinencia se convierta en un problema, ¿cómo se va a sentir para manejarlo en su casa? ¿Y la alimentación? La deambulación y las caídas u otras lesiones pueden convertirse en problemas. ¿Puede hacer modificaciones en su casa a prueba de demencia? ¿Aprovechar los programas sociales? Dado que no siempre puede estar presente, ni permanecer despierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana, necesitará algún tipo de ayuda. Si fuera necesario, ¿podría contratar a un cuidador remunerado? Puede que incluso se enfrente a decisiones intensas, como si puede permitirse dejar de trabajar y quedarse en casa para prestar los cuidados.

  • Modestia. Un elemento de dignidad para muchas personas mayores. Si tu ser querido necesita ayuda para ducharse, bañarse o realizar otras tareas de cuidado personal, contratar a un cuidador a tiempo parcial puede ayudarle a mantener su dignidad, ya que sus hijos u otros familiares no lo verán desnudo y vulnerable.

Ventajas e inconvenientes

Integrar las necesidades de su ser querido con las necesidades y deseos de su propia vida puede ser difícil. Si el acuerdo no va bien, si hay muchas luchas y conflictos, o si las tareas de cuidado son más de lo que puedes gestionar, puede generar resentimiento y tensión en tu familia.

Sin embargo, puede ser una experiencia increíblemente enriquecedora y gratificante vivir con un ser querido anciano en su fase final de la vida. Puede que lleguéis a estar más unidos de lo que nunca habéis estado, y vuestra familia también. Puede que encuentres muchos momentos tiernos que atesorarás para siempre. De hecho, miles de personas como usted dicen que ha sido la promesa más difícil que han cumplido... Y que volverían a hacerlo.


Ningún contenido de esta aplicación, independientemente de la fecha, debe utilizarse como sustituto del consejo médico directo de su médico u otro profesional sanitario cualificado.

Quiénes somos

Helpful es una aplicación que facilita la prestación de cuidados. Integramos las prestaciones del seguro de tu ser querido, los historiales médicos y las guías de cuidados en una experiencia inmediata, accesible y fácil de usar. Helpful apoya tus necesidades de cuidados eliminando tareas administrativas y proporcionando tecnología para apoyar tu experiencia como cuidador.

Empiece gratis
Un anciano sonríe a su pariente cuidador